martes, 13 de marzo de 2007

UN OCÉANO PARA TI


Soy carne de cañón
en la distancia
que nos vive el aliento.
Te espero porque fundamentas
este corazón que te anida
para que los océanos
te sean amables
para que sumerjas conmigo
el deseo y tus caderas.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Que bonito, ¡Que suerte!.

Cómo quisiera poder vivir sin aire,
como quisiera poder vivir sin agua,
me encantaría quererte un poco menos
me encantaría poder vivir sin tí.
../

En mi mente resuena y te veo electrizante. Pena de no ser poeta.

Carmen Morneo dijo...

Gracias señor/a anónimo. Algún día, si usted quiere, hablamos en privado y se quita la máscara a lo V de Vendetta.
La invitación queda hecha.

NáN dijo...

Y yo espero en la distancia disfrutar de tu alegría.

Microalgo dijo...

¿Cómo dijo la poeta? (cito de memoria, que no es buena):

Porque laxo el cuerpo
envejecido y frío
rescoldo de antiguas hogeras
volverá a arder...
como es debido.

O algo así.
O eso espero.
O cualquier deidad la oiga.

Lara dijo...

Calibrando el infinito de equilibros a riesgo de vivir, así sigas.

Paralelo 49 dijo...

Dejo una piedra aquí. Una señal. que diga que estuve . Viendo como cada uno de vosotros hace malabares con los versos y sonrío y aplaudo y volveré.

Paralelo 49 dijo...

Como cada día...


Volveré.