miércoles, 9 de mayo de 2007

LA FRASE TONTA DE LA SEMANA

Desde hace unos días, escucho y escucho y escucho esta canción, preciosa de la Quinta Estación.

Para lo que tuve y no tengo, para lo que es presente, para lo que está por venir... Sin nostalgias, con una sonrisa que presagia el sueño.

No seré yo quien te despierte cada mañana
como un chikillo pegando gritos frente a tu casa
ya no estaré detrás de ti cuando te caigas
pero no creo sinceramente que te haga falta.

No seré yo quien guíe tus pasos cuando te pierdas
no seguiré quemando noches frente a tu puerta
ya no estaré para cargarte sobre mi espalda
pero no creo sinceramente que te haga falta

Y se que vas a estar mejor cuando me vaya
y se que todo va a seguir como si nada
yo seguiré perdido entre avionesentre canciones y carreteras
en la distancia no seré mas tu parte incompleta

Y se que vas a estar mejor cuando me vaya
y se que todo va a seguir como si nada
mientras escribo sobre la arena
la frase tonta de la semanaaunque no estés para leerla en esta playa

No es que yo quiera convertirme en un recuerdo
pero no es fácil sobrevivir a base de sueños
no es que no quiera estar contigo en todo momento
pero esta vez no puedo darte lo que no tengo

Y se que vas a estar mejor cuando me vaya
y se que todo va a seguir como si nada
yo seguiré perdido entre avionesentre canciones y carreteras
en la distancia no seré mas tu parte incompleta

Y se que vas a estar mejor cuando me vaya
y se que todo va a seguir como si nada
mientras escribo sobre la arena
la frase tonta de la semana
aunque no estés para leerla en esta playa

20 comentarios:

Ana... dijo...

Te quedas parada un segundo, o dos, o días. Parada,de frente a tí un sinfin de posibilidades. En tu cabeza un callejón sin salida, un callejón, un sólo callejón, el último.
Podemos elegir un sólo camino. El criterio puede ser la forma, el color, las hipotéticas consecuencias, las ganas, la vida, el dolor...
Una vez dentro, que más da si fue mejor que lo escogieras. Lo escogiste, y ahora ya, lo que es mejor, se reduce tan sólo una frase del pasado, o del futuro, o de una consecuencia imaginaria que ha tenido. Pero en el fondo, yo sé que mi camino está demasiado lejos del bien, demasiado lejos del mal, allí, en la otra frontera, donde los límites, o la moral, o la filosofía, son solo acompañantes que hacen que la vida tenga un poco de sentido. El caso es que la "mejor" decisión, a veces, causa un poco de soledad y provoca una concatenación de noches frías.

Besos,

Ana...

Carmen Moreno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
NáN dijo...

A mí, ya sabes, búscame algo no tonto (una historia de amigos, no de amores) que me haga reír en la playa, este sábado.

Microalgo dijo...

Para quien sufre de desamor, las noches son frías en Agosto, tras las ventanas, bajo las sábanas y dentro de un microondas.

Pero no hay que preocuparse demasiado. Al desamor le sigue (SIEMPRE) otro amor, y entonces las noches se vuelven cálidas aunque uno pase el mes de Enero en Laponia.

Feo nombre, ese de Laponia, por cierto.

En fin.

Nán: le esperamos como si mañana por la noche fuera el seis de enero por la mañana. Para que se haga una idea.

Anónimo dijo...

Dejen un poquito de amor del enorme corazón que tienen ambos para Lila, ¿eh?

Hay muchas razones para amarla.

nán dijo...

joé: anónimo anterior = nán equivándose al seleccionar identidad.


Joder, esto que acabo de decir no sé si será una confesión en toda regla.

Carmen Moreno dijo...

esto... nuestros labios están sellados, primo

las confesiones, quedan entre nosotros, los deseos, las pasiones para dos

llegó el tiempo de la risa, nada de amor, nada de nada

Microalgo dijo...

Si trae su aval, a Lila (no es Leela, ¿verdad?) más que amarla la adoramos.

Faltaría más, hombre.

Anónimo dijo...

Nada seguirá como si nada el día en que te vayas...
Porque como te irás lejos más "caro"será ir a verte...

Mil besos....

Menchu

Carmen Moreno dijo...

Lo bueno, lo malo, es que siempre sigue igual. No importamos tanto como para que la vida le cambie a otros, por suerte. Estar o no estar no es diferencia. No en mi caso.

Cuando miro el océano, sabiendo que, durante un tiempo, dentro de poco no lo veré,siento que siempre me dibujó. Tal vez por eso, mi respirar se hizo líquido.

Londres no está tan lejos, ni es tan caro llegar allí, sobre todo, desde Madrid. De cualquier manera, será el Sr.Micro el que venga a verme porque es rapidísimo haciendo planes (lo somos, verdad D. Micro?). Eso sí, a mí me encantaría veros a todos allí, pero teniendo en cuenta:
a) a mi primo lo de los viajes...
b) la Niña Lara pierde los aviones (jeje)
c) Menchu se olvida de los billetes de tren
...

Me encanta cómo sois, porque no hay nada mejor.

Microalgo dijo...

Anda que no le gusta ná a la Prima que le doren la oreja...

"cuando shó me fasha nadie se dará ni cuenta..."

Andacallaandacallaandacalla, que te ví dá pa tí y pa transplantes.

¿Y tener casa en London Siri y no aprovecharla? Anda, ni locos. Paso por los Madriles, nos sumamos unos cuantos de por acá con unos cuantos de por allá y te dejamos la casa como la estación de metro de SopadePicadilly Circus. Anda que no.

nán dijo...

vamo a vé, lo de londón, que a mí esa ciudad me gusta mucho, si el plan es bueno.

mañana me cuentas los planes despacito y con buena letra.

Por Lara no te preocupes, llega más tarde y más caro, pero llega.

De Menchu, nada sé.

Manuel dijo...

Agua pasada no mueve molino...

Paralelo 49 dijo...

Como si fuera un beso que descubre un puente...

Lara dijo...

¡Por lo que veo se me ha quedao el sanbenito! Y digo yo: ¿por qué no perderé nunca los de vuelta, en lugar de los de ida? Al fin y al cabo, los de vuelta... qué más da, ¿no?

Pero no. Pierdo los de ida.

¡Qué bien estaréis allí los cuatro, joé!

¡Qué envidia!

(Aunque no se está nada mal aquí...)

soponides dijo...

Dueños de sus silencios y esclavos de sus palabras.

A veces decimos cosas que más vale haber callado.

¿Se va Vd.?

Se la echará de menos.

Microalgo dijo...

Hombre, Sopónides... una cosa es que se vaya una temporada por ahí y otra que no menee el blog (se puede hacer desde cualquier parte, por supuesto), Ambas no son necesariamente excluyentes. Yo también la echaría de menos. Anda que no.

soponides-levo dijo...

Que tristeza y melancolía ha dejado la primavera.

No puedo resistirme a aparecer y derramar las pocas lágrimas que me quedan.

Dame vientos, tormentas y demás
que hagan sal en esta tierra
que vas a dejar.

Aquí nada volverá a ser igual.

Carmen Moreno dijo...

Gracias Sopónides, pero siempre es igual. Nada cambia...

Y, como dice el Sr.Micro, no abandono la página, no me voy para siempre, si acaso, un ratito.

Y, todavía, se está fraguando.

Peter dijo...

Que nunca nos falten tus palabras, estés aquí o allá.

Que no nos falte tu presencia aunque tu físico no esté cerca.

Todo es igual. Siempre sale el sol, y hay primavera, verano, otoño e invierno.

Cuando cambia es cuando coges la esa lupa y te fijas que pasa en esos días de primavera, verano, otoño, invierno.

Vete hasta el otro confín del infinito, pero no nos dejes.