viernes, 21 de septiembre de 2007

SEPTIEMBRE

De lo dicho sin pensar, de lo que callo y no digo
de las cosas por pasar, de las trampas del azar,
de las cartas del destino.
Tengo un lápiz colorao con un librito guardao
para escribirlo contigo.

Para escribirlo sin nombre
sin rostro y sin pena.
Tengo un nido de abejas
pertrechado en los ojos.

Si la suerte inoportuna te jugara una encerrona,
si no hay salida ninguna,
si la gracia y la fortuna se apartan de tu persona,
tengo un farolillo verde por si de noche te pierdes
y la luna te abandona.
Tengo la rosa de Oriente,
el oro del sol naciente y lo que quieras pedir.
Tengo el mapa del tesoro, tengo el Palacio del Moro
para llevarte a vivir, para llevarte a vivir.

De lo que no digo por callar,
de la suerte que me tienta a oscuras y a deshoras,
de tu persona que me abraza,
del abandono del tiempo y sus luces.

De todo lo que besé no doy beso por perdido
pa’ que me vuelva a morder con la locura de ayer
tu boca contra el olvido.
Guardo un beso de reserva para rodar por la hierba
cuando te vengas conmigo.

De los besos que olvidé
no recuerdo más que los labios
para no tener que gritarlos
para no seguir esperando de tu boca
el aliento que acompañe mi soledad
o los fantasmas que me arropen en la cama.


El sur que te prometí tiene al sur otra frontera,
las cuerdas de mi laúd siguen buscando la luz
más al sur de la quimera.
Tengo una playa desierta y una calesa en la puerta
para lucirme a tu vera.

En la puerta, en el zaguán de tus manos,
de tus caricias que me llenan
las noches en las que el mundo se hace pequeño
y los miedos oscurecen esta memoria
que te quiere como siempre.

Como hacer promesas que no tienen infidelidades más allá de tu ausencia. Tendiendo las pestañas y las uñas. Clavándome en el pecho tu lengua desvalida que no me dice, que no me lleva más allá de los desiertos que se van dibujando.

Para hacer misterios de las gotas que me definen por defecto; para orillar tu costado desnudo; para ocupar el mismo lugar que tus piernas; o para huirme desde dentro, naufragarme en un vaso de ti.

13 comentarios:

Microalgo dijo...

Yúúújiiiii!!!

Qué lindo, tú.

Ande y pásese esta noche por el Pay, que Elena y Fede (primera y tercero en el concurso de Viprén, respectivamente) se quedan por acá hasta mañana... ¿hace?

nán dijo...

Antes de lanzarme: esto me suena a cantado. Y ya sabes de mi incultura en la canción, así que puede ser tuyo, de otros, en todo o en parte. Hay colorines que indican algo, pero no pillo los códigos.

Aunque apostaría que "naufragarme en un vaso de ti" tiene sello de la casa, de la hermosa casa de tus palabras.

Cuenta, explica.

Lara dijo...

Yo me fijé, igual que tú, Nano, en ese naufragio de vaso que sí, es de la reina, lo es.

A Ruibal, por lo otro, un viva, siempre.

Besos, Carmen.

Carmen Moreno dijo...

Don Micro, no estaba...

El texto en azul es, como dice la Niña Lara, de Ruibal, Primo. Lo demás, mío. Se nota la diferencia entre los genios y los que lo intentamos.

Se os quiere mucho.

nán dijo...

pues mira, sin desmerecer a ese Ruibal, que seguro que escribe poemas estupendos, además de canciones, su texto sonará muy bien cantado (que para eso es una canción), pero me quedo con los tuyo de aquí a Tijuana.

nán dijo...

Y sigo,.con un poquitín más de tiempo que me he regalado llegando tan temprano, para insistir en lo mismo. Nada tego en contra de la canción (salvo que me aburre normalmente): uno de mis santos, Vázquez Montalbán, la usaba mucho y bien como motivo de sus poemas,pero no veo comparación posible. Donde haya una imagen densa, que te hace apartar la vista para saborearla, que se quite lo otro.

Ahora que lo sé y me salto el azulito, lo disfruto verso a verso. Reina.

Carmen Moreno dijo...

Jo, gracias. Me sonrojas.

manolotel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Remanso de paz y respiración sosegada mientras se mira al mar y se escucha la voz que recita, mientras alguien, tras el rasgo de la guitarra andalusí, canta.

Si no fuera porque es de aquí sería un fado.

Saludo(s.)

en tierra de nadie dijo...

ufff... después de leerte a ti y a quien te inspiró, apago el ordenador, pero en vez de irme a dormir me iré a currar... es lo malo de leer cosas tan buenas: acecha el "¿para qué escribiré yo?". Lo contrarrestaré con las ganas de aprender y seguir p´alante.

ayayayay, no leas mis poemas,,¡¡¡son muy malos!!!¡¡¡qué vergüenza!!!

;-)))))

bss

manolotel dijo...

De acuerdo con Nan en que "ca cosa es ca cosa" La canción no me parece aburrida, aunque tal vez sea un poco edulcorada.

Poema para degustar despacio: el tuyo.

Besos

Adenda.-Intenté poner un enlace pero no me salió bien. Sorry

Peter dijo...

Ruibal es juglar, encanta con palabra y rima.

Tu eres poeta de palabras misteriosas y claras como humo blanco de cigarrillo.

Siempre que te leo, suena el crujido de los cristales rotos de las realidades simples rompiéndose en mi mente.

Se te lee, se te quiere, sorry haber estado desaparecido

Carmen dijo...

A anónimo le debo llamada.

Jamás se tira la toalla, etdn. Gracias por el apoyo y tus palabras que no merezco.

Manolotel, te sigo debiendo mail. No, el enlace no iba demasiado bien, pero...

Peter, tu ausencia es desconsuelo. No desaparezcas más. Además, ya estás amenazado físicamente. Je.