martes, 27 de noviembre de 2007

Breve y absurda


¿A quién, a qué me acerco,

a ti,


a mí,


o a esa tarta de chocolate


que reposa en el alfeizar?

-------------------------------------------------

Ya no escribo de amor,


ahora,


escribo de oído.

-------------------------------------------------

Habrá que ir recogiendo


el velamen de estos ojos


para que el viento


no arrase una próxima vez.

-------------------------------------------------

Estoy llegando, ¿no me ves?






19 comentarios:

Ayla dijo...

A veces no vemos a quien está llegando hasta que lo tenemos delante... Otras ni eso.
En todo caso suele ser toda una sorpresa.

Carmen, me ha encantado todos y cada uno de los textos.

Mainumby dijo...

sí, sí, claro que estás llegando. no te veo, pero te siento y eso es más...

habrá que hacer...


abrazo y gracias!!!

Un algo... dijo...

siempre mejor ser un gran escuchante!
un abrazo,
matías

mariona dijo...

(ahora escribo de oído).
!!!!!!!!!!!!!

Carmen Moreno dijo...

Gracias Ayla, qué bien que hayas decidido quedarte algo más de tiempo. Se precisa comidita en tu casa, otra vez. Jajajaja. ¿De quién será el próximo cumpleaños?

Mainumby, a sus pies. Estoy llegando y me quedo.

Señor Matías, cuánto tiempo. Yo también le oigo siempre. Me acompaña muchas mañanas.

Mariona, ¿te bajaste de la luna en un pez para llegar a verme? Qué bueno. A ratos, es mejor hablar de oído.

Gracias.

P-a-r dijo...

a dónde llegas?

nán dijo...

¡¡¡¡buenísimo!!!!

(sabina pagaría unas pelas por alguno de tus versos).

Carmen Moreno dijo...

Llego hasta donde puedo, Par. Últimamente, siempre es a buen puerto.

Gracias, Primo. Oye, que si hay que hablar con Sabina, se habla, no hay problema... Je.

Arwen dijo...

No te acerques mucho a la tarta, que te conozco y no tienes límite.
Mejor que velas, recoge tus cosas, que nos vamos de puente.
Mejor que de oido, escribe de amor al tacto, que será más placentero.
Estoy detrás de la barra... ¿No te veo?

Carmen Moreno dijo...

¡Qué sabias sus palabras, Dama Arwen! Güeno, detrás de la barra, más que de usted, me quejo de la otra, la que vuela bajo y tuve que criticar en vídeo memorable en su cumple del año pasado.

Aaaaay!!! Ese Pay los miércoles que tanto añoro.

Nos golguemos a Cádiz!!!

Marina dijo...

JAJAJAJA, me ha encantao el segundo...

escribes de oído...

¡¡¡y de puta madre!!!

bss

Anónimo dijo...

Veo que colgando en tu madrugada el viento mece tus letras, e incluso con jirones en los A4 sobreviven, al tiempo, a esa intemperie que rodea tu mar.

Siempre

Saludos

Mainumby dijo...

Breve y absurda, rozás lo eterno...

Que tengas un buen día...


Abrazo!!!

Mainumby dijo...

Breve y absurda, rozás lo eterno...

Que tengas un buen día...


Abrazo!!!

Lara dijo...

Claro que te veo llegar...

Pero sobre todo veo lo bien que te lo pasas, y qué importante es eso!!!

Ailoviu también!!

Peter dijo...

Te acercas a la tarta de chocolate.... el ti, el mi o los demás estaremos a tu lado en cuanto lo digas.
-------------------------------
Tu oido es realmente complicado, fijate que me recuerda a otra cosa...
Miedo tengo el dia que escribas de memoria.
----------------------------------
El viento que arrrase, el barco que navegue, la vida que vibre y que los ojos te miren.. algo así tiene que ser la felicidad.
---------------------------------
Lo siento, no te visto, estaba mirando de oído....

Mainumby dijo...

Va un abrazo para vos!!!


Que tengas un buen día...

manolotel dijo...

Lo bueno, si breve, o si no...

Evocadores versos, Carmen.

No hay prisa para el encuentro cuando la distacia es tan corta que corta.

Por cierto y hablando de otra cosa: Me dijo Luijo que te conocía. Un beso interpuesto.

Y otro mío.

Carmen Moreno dijo...

Gracias, Marina, en breve te daré el cd que te debo.

Anónimo, cómo me alegra verte por aquí...

Niña Lara, si es que lo nuestro es de hace mucho y para siempre.

Peter... te echo de menos y Zoe también.

Manolotel... Conoces a Luijo? Qué gracia... Te debo un café o una copa o un sorbo de mar, algo, pero ando saturadísima de trabajo. Cumpliré contigo y con anónimo y con Marina y con mi Primo, lo prometo.

Os comunico que ya sé qué quiero ser de mayor: RICA. Igual, de esa forma, trabajo menos.