miércoles, 16 de enero de 2008

EL FRÍO SUELO

Para Nacho, el más grande y él no lo sabe.

Al menos siento el suelo y está frío

se me está helando el tiempo

y se rompe en mil pedazos la espera

impaciente y estrangulada

cuando estoy triste no me pienso

tan sólo me escondo en el fondo del abismo

y me cubro la cabeza con la manta

y cierro los ojos y cuento hacia atrás.

8 comentarios:

NáN dijo...

Cero, menos uno, menos dos...

Los pies fríos y la cabeza caliente. ¡Quina desastreta!

Microalgo dijo...

O viceversa, Nán. Los pies calientes y la cabeza fría. Pero son demasiado cortas, las malditas mantas.

Gracias, primos.

Anónimo dijo...

Hola:

El título es un rayo que electriza el espinazo e invita a asociarlo a la fría losa. Menos mal que no, que sólo los glúteos descalzos soportan ese peso temperal.

Un día seguro que la tristeza abandonará su presa y, si en la cuenta atrás llegaste al big-bang podrás, con un paso más atrás, estar en ese futuro desconocido, prometedor, incluso ansiado por los que no tienen pies para caminar.

Un (s)_aludo

Lara dijo...

(Hay que conocer a Nacho YA.)

Carmencita, esto me suena más a canción que a poema: a ponerle música , no???

(Qué recatada estás últimamente, un pelín desaparecida pero no del todo: ¿qué te traes entre manos?)

¡¡Un abrazooo!!!

carmen moreno dijo...

Tienes razón, Primo.

Don Micro, si conociera usted a Nacho... Ay, si le conociera...

Anónimo, qué bien verle por aquí y qué mal no habernos tomado aún ese café.

Niña Lara, ¿recatada? ¿desaparecida? No sé de quién me habla, je... ¿Tramar? ¿Qué voy a estar tramado yo? Si'sque...

Mainumby dijo...

si será grande entonces...

cómo anda usted, Carmen?

dejo aquí mi abrazo, a ver si llega...


;)

AROA dijo...

asoma el sol aquí en el jardín
no escondas la cabeza
que el frío suelo
no es suficiente
sentir

en tierra de nadie dijo...

Aisssssshhhh...

usted siempre apuntando al centro de mi corazoncito, sin quererlo y sin saberlo...

Yo ya llegué a cero, así que cuento para alante, que aún queda mucho hasta llegar a infinito.

un beso