viernes, 29 de febrero de 2008

YA SON 17


Para sorberte las lágrimas

paseando mi lengua

por la pasión de tus pedazos

para crecer en los miedos

a ritmo de estos fados que te olvidan

como se empieza a saber

que tu cadáver dibuja mi rabia

y mis palabras encañonan tu cabeza


¿Quién te contó que sobrevivirías en la esperanza?


Imagínate que no todo está perdido

y que escapas de la tierra que se tiñe con tu cuerpo.

Imagínate que el juego no apuesta tu vida

y que tus latidos son más que el ir y venir de la sangre

que tu pasión reconstruye caminos

y que tus besos son para quien sabe vaciarte el aire

para que no queme tus pulmones.

14 comentarios:

NáN dijo...

Un magnífico poema que desborda sentido por todas las líneas. Se lee como llevado por un ritmo suave y al final uno lo hace suyo. Que es lo que cuenta.

¡Felicidades, Prima, escribe usted como los diablos!

Microalgo dijo...

El tema es lamentablemente repetido (pero no manido): ¿De verdad que las administraciones públicas hacen todo lo que está en su mano para evitar estas muertes?

carmen moreno dijo...

Primo, creo que jamás me echaron un piropo tan enorme: "como los diablos."

Don Micro, NO. En el momento en que alguien amenaza a otra persona uno no puede decirle, simplemente: "oye, no te acerques, ¿vale? Como lo hagas te daré unos azotes en el culo por malo." Hablamos de vidas que se mutilan porque unos cuantos creen que las mujeres somos propiedad de, que no somos por nostras sino gracias a ellos. Esos que lo creen son tanto hombres como mujeres y eso es lo lamentable.

FLAVIA COMPANY dijo...

Pedazo poema, Carmen Moreno. Gracias.

winsta dijo...

Me sumo a lo dicho anteriormente. Un gran poema.

(¿Cuándo se pondrá fin a esta suma de horribles muertes?
¡Pronto! ¡Ya!
Es necesario acabar con esto.
¡Ni una más!)

carmen moreno dijo...

Dama Flavia, gracias a usted siempre.

Winsta, las sumas son imprescindibles para luchar contra la violencia machista.

ergorrion dijo...

Gracias por regalarnos este poema. Sólo la sensibilidad hará la revolución traspasando corazones de diamante, y tu la tienes cargada.

carmen moreno dijo...

Halaaaaaaaaa, qué bien que hayas llegado hasta aquí, Gorrión. Bienvenido y que sea para mucho.

Duran dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Un poema lleno de fuerza, Carmen, muy intenso. ¡Ojalá que la fuerza de tus palabras se multiplique para frenar de una vez esta locura! Digamos todos: ¡Basta ya! a la violencia contra la mujer, ¡basta ya! a los hombres que las consideran y las tratan como un objeto de su propiedad que pueden machacar y romper a su antojo. ¿Cómo podemos contribuir para pararlo? ¿A quién exigir medidas más efectivas? ¡Ojalá pronto estas noticias no ocupen ni siquiera una línea en las páginas de un periódico...!
Malu Olivares

carmen moreno dijo...

Malu, gracias por llegar hasta aquí. No es fácil, no lo es, pero no podemos dejar de pelear. Conozco demasiadas mujeres que se han ido dejando cada día un poquito más, ¿cómo vamos a bajar los brazos nosotras/os?

Lara dijo...

que tu cadáver dibuja mi rabia
que tu cadáver dibuja mi rabia
que tu cadáver dibuja mi rabia

Que estés siempre ahí, Carmen, dándole duro al odio...

Un beso gigante

Anónimo dijo...

Si en cada una de esas lágrimas hubiera un pañuelo
si por cada bofetada, una mano que atara ese golpeo a su nuca.
Si por cada cuerpo asignado a un señor-amo, unas tenazas para romper cadenas.
Si por cada ojos que no miran, mirada que vieran.
Si por cada culpa llena de veneno
un abrazo antídoto.

Mil besos niña, hacia mucho que no te dejaba un saludo
Menchu

carmen moreno dijo...

Niña Lara, de hoy no pasa que la llame.

Menchu, hacía mucho que no saludabas, sí,señora, pero yo sé que siempre estás ahí.