jueves, 13 de marzo de 2008

CUENTO DE GLORIA

Nuria Varela se ha desmarcado, creando una editorial completamente diferente: que apuesta por la destrucción de los estereotipos machistas, valiente y con un diseño muy, muy cuidado. La periodista y escritora siempre se ha destacado por su lucha contra la violencia de género (véase su libro Íbamos a ser reinas) y la igualdad tácita entre hombres y mujeres (léase su Feminismo para principiantes).

Hotel Papel, que así se llama la editorial, es un suma y sigue en la búsqueda de la belleza y la justicia social.

Escribí el cuento que sigue, basándome en el libro que publicó Nuria y del que veis la portada arriba. Os invito a descubrir este riesgo tan hermoso que sólo podía nacer de una de las mujeres más hermosas...


Para Elena Riudavets y Nuria Varela,
por hacer posible otra Gloria.

Decían que ella volvería porque no le quedaba más remedio. Sólo sabía ser aquello, sólo podía renovar su feminidad a través de sus hijos, de su esfuerzo materno-filial.
Gloria deshizo el mundo con las manos llenas de papel. Estuvo un tiempo, seis años para ser exactos, intentando amoldarse al esquema que le habían trazado con salsa de tomate en la servilleta del comedor escolar. Desistió el día que se miró en el espejo y la que se reflejaba le sacó la lengua y le llamó tonta.
Escribió con la punta de los dedos sobre la superficie pulimentada:

Algo me pasa que en mi pecho existe.Vuelan hormigas y discurren peces.[1]

Una hilo de agua corría por sus rodillas sucias. Se limpió la nariz con el puño de la camisa y salió de casa para que nadie le escribiese el guión de sus años.

http://www.hotelpapel.com/


[1] Del poema “Algo sucede” de Gloria Fuertes

6 comentarios:

AROA dijo...

este cuento...!

que tanto me gusta Carmen

y esa Gloria Fuertes
que ya sé que escribió poemas que no eran para niños, versos muy bellos, pero para mí es el primer libro de poesía que tuve, o de rimas o ripios, me enseñó a leer en cortito...
y eso quedó y no terminas de darle gracias

y gracias por traerla a este papel y traer aquí este cuentito tuyo

carmen moreno dijo...

Fíjate, Aroa, yo sólo conocí a la Gloria Fuertes para los adultos y su poesía... Está tan denostada, tan olvidada su poesía adulta que da rabia.

Gracias, guapa.

Microalgo dijo...

A mí me pasa lo que a Aroa. No conozco a la Gloria Fuertes fuera del ámbito infantil.

Anda que qué loca pareja habría hecho con el De Ory...

Ditaur dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
NáN dijo...

Gloria Fuertes era un trueno que sonó en un tiempo equivocado, cuando esa esencial intimidad quedaba oculta por fuerza entre tanto tumulto.

Has hecho muy bien de relámpago, Prima, anunciando ese trueno, que ahora debería sonar más.

Y el cuentito, bestial.

carmen moreno dijo...

Don Micro, usted y la manía por la poesía...

Primo, tan grande la Fuertes, tan incomprendida que molesta que algunos la nombren y se esboza una sonrisa cuando no les queda más remedio que hacerlo.