lunes, 2 de junio de 2008

DÉJALO

Déjalo ya.

No puedes mover lo inamovible.
No quieres salir de la mentira.
No gritas para que la cicatriz siga contigo.

Ahora no tienes tiempo.
Ahora no hay más que dientes esparcidos en la calle.

No era cuestión de pegar más rápido.
No debía ser el mundo.
No huía el destrozo de los días anteriores.

Déjalo.
Ya.
Contrapuestos
y distantes
contra el pecho disparado.

12 comentarios:

Microalgo dijo...

Lo suyo, con lo inamovible, sería rodearlo. Pero hay veces que no se puede, lo entiendo.

No se me quiebre, ande.

Camille Stein dijo...

no podemos cambiar el hecho consumado, pecho disparado permanecerá atravesado

la lucha estéril es bella confrontación

un beso

estnoM dijo...

Yo soy más de insistir, no de dejarlo (así me va)
No sé por qué, me parece que tú también eres de las tozudas con lo imposible...
Manda huevos!
Un besazo, reina.

Mega dijo...

Poco se puede hacer si no hay sintonía de pareceres. Si sólo hay dos pensamientos

Contrapuestos
y distantes
contra el pecho disparado.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Reiterado y silente.
De ida y vuelta por el cordón umbilical invisible.
¿Es rémora o parásito lo que une irremediablemente?
¿Será eso algo que daña y no se ve sino con el grito del pensamiento?

El verano. El viento y e(s)o.

Virginia Barbancho dijo...

Dos muflones a cabezazos con sus cornamentas... eso es lo que me has hecho ver, que será o no será, pero es lo que me ha inspirado...

(y bien por todo lo que inspira!)

en tierra de nadie dijo...

Pues a mí lo del "Déjalo ya" me suena a la canción esa de Mecano: déjalo ya, sabes que nunca has ido a Venus en un barco...

Tú, en vez de meterte un tripi, escribes un poema.

Cuando no se puede luchar contra las cosas, quizá lo sensato sea dejarlas estar. Pero eso no quiere decir que se olviden o que uno esté dispuesto a rendirse.

Hay mentiras mulliditas y cicatrices que nos ayudan a reconocernos.

De contraposiciones y distancias surge siempre algo. Algún cambio, algún paso hacia adelante.

Estoy de acuerdo con Vicky: inspirador.

bss

carmen moreno dijo...

Don Micro, yo no me alfonsineo ya nunca más, pero usted me hace el favor de mirar pa'lante.

Camille, el hecho consumado siempre es inamomible.

Estnom, ¿cabezota yo? Vale, no le pregunte a don Micro.

Mega, tal vez se pueda hacer poco, pero no hay que dejar de intentarlo, ¿quién sabe?

Anónimo, por suerte el pensamiento no grita. El mío sería un histérico.

Virgina, lo que usted ha visto, es.

Etdn, ¿qué imagen está dando usted de mía? Claro, como no quiere venir a vernos. Aaaaayyyyy

NáN dijo...

Yo veo buena poesía.
A los que se asustan, les diría: Es solo literatura, cariño.

(o sea, le herida de verdad).

Anónimo dijo...

No deja impasible cada línea. El humano teme algo como eso, la incertidumbre o el presentimiento de la fatalidad de lo irremediable.

¿Será vida misma, en estado puro?(s)

Microalgo dijo...

єѕтησм, yo soy más de no insistir (hago una reverencia y desaparezco)...

Y así, también, me va. No hay protocolo correcto, mi Señora.

єѕтησм dijo...

Sr. Microalgo, le ruego tenga a bien insistir. Y olvídese de las reverencias, si acaso eche mano de los besos.
Yo le mando estos míos.