miércoles, 21 de enero de 2009

PANERO

Leopoldo María Panero: Mi lengua mata; editorial Arena

Panero me sobrecoge siempre porque su poesía no tiene nada que ver con la lógica de los que creemos que lo real es lo que todos asienten.

"La vida es sólo miedo a morir"

Poemas que se mueven entre la locura, la vida, el miedo, la muerte, la creación. Panero traduce a fuerza lo que otros dicen con miedo a ser tachados por la crítica de inaccesibles.

Porque no hay medida para la desolación
Ni para el silencio atroz de la vida
Que hace callar los versos y muerde el poema.

La creación se presenta como una vida posible que nos salva de la propia vida. El miedo a la vida y a la muerte limitan el cauce de estos poemas, pero no de Panero que se balancea altivo entre una y otra y nos hace saber que la cobardía es no decir.

La vida es una torpeza y una borrachera
y vivir es un crimen y un pecado
y la poesía es el arte de saber morir

La locura es una opción de vida, como dice Jorge Alemán, en su epílogo, y el poeta opta por ella para escapar del miedo.
Hace, además, un homenaje a: Lewis Carroll, Sartre, Rober G (Robbe-Grillet. Máximo exponente del "noveau roman" y guionista de cine), Eliot, su padre, Hegel, Heiddegger, Pound, Baudelaire, a él mismo, Neruda, Yeats, Mallarmé...

Un libro valiente y descarnizado.

Absténganse burgueses con la conciencia limpia.

4 comentarios:

aroa dijo...

¡¡poetas vividores!!

te espero con las armas y las cartas sobre la mesa
dispuesta a la batalla poética

sobre Panero, he de leer eso que te bebes ultimamente

NáN dijo...

La leche.

(no se fíen de él, pensando que es un loco que anda suelto: se lo ha leído todo y anda encerrado).

Mega dijo...

"La creación se presenta como una vida posible que nos salva de la propia vida".

...y ello es la verdadera ficción, cabría añadir...

(pues sólo la muerte nos salva).

Lara dijo...

Descarnizado.
Qué gran palabra, y qué gran hombre ¿loco?: poeta.