viernes, 25 de septiembre de 2009

COBARDES Y MÁS YOS

Ya ven, me he levantado con ganas de confesar y como, si les soy sincera, tampoco quiero absolución y, ni siquiera, sé si la tendría sólo quiero gritar que soy cobarde, que ayer me lo dijo una chica de 21 años, que yo lo sé y sólo he dormido 3 horas porque estuvimos de concierto con Dani M y si el mundo se hundiese mañana, yo caería con cara de estúpida.

10 comentarios:

. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Єѕтnoм dijo...

Pues ya estás demostrando que eso tiene remedio.
Besitos y buen finde.

Arwen dijo...

Lo mejor de ser consciente de algo es que es el primer paso para corregirlo... si es que quieres, picaíta sin galardón

NáN dijo...

¡Anda ya!

LUISA M. dijo...

Está bien eso de sincerarse de vez en cuando, vale. Pero, por lo que la conozco, en desacuerdo con usted y de acuerdo con Nán, no creo que el adjetivo cobarde se le pueda aplicar.
Quizá lo de dormir poco le hace ver las cosas de otra manera.
Besos.

Microalgo dijo...

Estoy con Luisa: Ni come, ni deurme, ni... ná de ná. Ná más que droga y venga droga. Tch.

Y bueno, lo que dice la dama Arwen es cierto: lo primero es reconocerlo. Por ejemplo, ¿ve? Yo soy un gordo.

Te queremos, Microalgo, no estás solo, Microalgo. And so on.

Y bueno, que no hable mucho esa valiente jovencita de veintiún años. Aún recuerdo que en una conferencia Diego Carcedo nos contó que en plena dictadura española un taxista chileno que lo llevó le dijo que los españoles teníamos que ser todos unos cobardes para haber aguantado tanto tiempo a Franco... y tres o cuatro años después, ZACA. Pinochet al canto. No sabemos si el taxista se rebeló y fue torturado y desaparecido, pero lo más probable es que se metiera la lengua en salva sea la parte. Ya le tocará a la otra, ya.

Que aquí, quitando a Conan el Bárbaro y a Manuel Elkin Patarroyo, valientes, lo que se dice valientes, hay poquitos. Poquitos, oiga.

Un beso.

Hoy hace en Cádiz un día de FACP que no vea Usted.

Jé.

Carmen Moreno dijo...

Estoy saliendo de una gripe A que me ha tenido muy jodida. Gracias por vuestras palabras.

Microalgo dijo...

Claro. Cómo no iba a cogerla, ella, la gripe.

Pues que sepa que es un castigo divino por dejar que su blog tenga una publicidad tan condenadamente hortera. La última que me ha saltado intentaba convencerme de que pusiera en mi móvil un politono con la música de Dirty Dancing.

¿La gripe? ¡LA LEPRA le mandaba yo, de ser un ente divino y malhumorado!

Migue Gómez dijo...

cobarde? ole tu papo... si tu eres cobarde mejor yo ya apago y me voy...

Carmen Moreno dijo...

No voy a hacer comentarios sobre las anotaciones maliciosas de un tal microalgo al que ni conozco ni ganas porque un día una maldición divina le va a arrancar el pito de raíz.

En cambio, al Migue Gómez,... Me lo como entero. Te veo en breve por Madrid, que ya me lo han contado. Intentaré no coger ningún virus, pero no prometo nada.