lunes, 2 de julio de 2007

02 de julio

02 DE JULIO

El Señor Larson siempre viste pantalones beige y camisa blanca. Camina con paso lento como queriendo llegar antes con la cabeza que con el resto del cuerpo.

Se peina el pelo rizado con agua de colonia que derrama sobre sus canas incipientes. El ritual es siempre el mismo:

7:00 suena la alarma y sale de la cama, desperezándose lentamente y repitiéndose en silencio: “yo es que no entiendo nada”.
7:05 tintineo de tazas en la cocina, silbido de la tetera, pequeña queja por un tropiezo con la mesa ajada e inservible, promesa de deshacerse de ella esa misma mañana, primer sorbo de té.
7:20 ducha rápida con agua helada, afeitado innecesario por la frecuencia excesiva.
8:00 salida a la calle.

Claro, así, a primera vista, cualquiera creería que el Señor Larson es un hombre con muchas ocupaciones, pero nada más lejos de la realidad. Todo este ritual lo hace para salir a la calle a mirar.

El Señor Larson piensa que el mundo se divide en dos tipos de personas:

1.- los que compran donuts light
2.- los que mojan el donut en chocolate caliente

Siempre desayuna donuts empapados en chocolate caliente, con sus gafas de sol enfundadas para que siga pareciendo de noche porque al Sr. Larson lo que más le gusta en este mundo es dormir y escribir su cuaderno de observaciones.

A partir de hoy, ha prometido compartirlo con nosotros en cómodas entregas que él mismo irá gestionando.

7 comentarios:

Mr. W dijo...

Welcome a la tierra de la nada, Mr. Larson.

Peter dijo...

En el supermercado cerca de mi trabajo hay una oferta constante de 6 donuts por 1 euro, tentación a la que caigo una vez por semana. Ni son light ni los mojo en chocolate caliente, luego no existo.

Habrá que observar que hace la gente que si existe. Cual voyeur en árbol armado de prismáticos, observaremos.

zoe dijo...

Cabría considerar una tercera categoría de personas que comen Donuts bombón a medio derretir cuando van camino de Mérida (gran destino), pero esa es otra historia....

Microalgo dijo...

Usar el GPS es una nueva manera de hacer turismo. La Consejería de Turismo y Deportes de la Junta de Extremadura ha trucado unos cuantos. Espero que el que Usted usa no haya sido uno de ellos...

¿O sí?

Mil besos. Más de mil, que hay que repartir.

nán dijo...

pero mi estimadísimo Mic r. o algo, ¿qué tal le ha ido todo por esas tierras?

una buena entrada, sí señora. Estaremos pendientes de Mr. Larson y sus peripecias.

ana dijo...

jajajaja "Ni son ligth ni los mojo en chocolate caliente, luego no existo" que bueno.

"En cómodas engtregas que repartirá él mismo" jajaja que gracia


Yo no como donuts.
Y si hago el intento de comerlos, con mi mala suerte, el donut involuciona y desaparece dentro de su agujero jajajaja



Esperaremos la próxima entrega.

Un beso :)

Anónimo dijo...

Con esa bipolaridad, a pedir de boca, Mr. Larson promete.