martes, 23 de octubre de 2007

CAUSA Y EFECTO

"Se me nutren los labios del silencio,
se me enreda en la garganta
...
Quiero dejar de morderme la lengua
para decir las cosas por su nombre
..."
Kico Gómez


El sábado pasado (20 de octubre) presentó su nuevo disco, Causa y efecto, Kico Gómez en el Pay-Pay.


Hace ya más de un año, pensé que la vida se acababa (sí, a veces me da por ponerme trágica), que nada tenía sentido. Una noche recalé en el Pay Pay, me llamó Paloma, la dueña y me pidió que fuera miembro del jurado del concurso de cantautores. Yo accedí porque ella se empeñó (jamás se lo agradeceré lo suficiente) y se produjo el milagro.


Si algo bueno me ha dado la vida ha sido la gente a la que quiero y que me quiere. Después del Pay llegaron los blogs. Alguien me sugirió que entrara en internet, que no me quedara en casa mirándome el ombligo (al fin y al cabo es redondo, como todos) y ahí aparecieron otras personas a las que estoy queriendo desde entonces.


Ustedes conocen a algunas de esas personas porque se pasean por Gondal de vez en cuando: Don Micro, que es tan grande que no me cabe en la boca su nombre; la Dama Arwen que sabe cuándo ponerme la mano en el hombro y a la que quiero como ella no imagina; mi "Primo el Nano, que no me toca nada y es mi hermano" del que aprendo cada día y al que añoro tanto; Paralelo, que tiene un extraño sexto sentido y me manda mensajes en el momento exacto; etc...


Kico Gómez es uno de esos regalos del Pay Pay. Si algo bueno tienen mis amigos es la humildad. Da igual cuánto sepan, da igual lo bueno que sean, siempre tienen la certeza de que les queda mucho por andar.


Es lo que le pasa a Kico. Uno de los mejores letristas que pueda haber ahora mismo en España, y no es exageración, es una de las personas más humildes, más humanas que puedan conocer. Pensarán que tampoco es para tanto... Dense una vuelta por el panorama social-cultura-humano, se sorprenderán de lo que anda suelto por el mundo. Gente mediocre que cree ser especial y exigen idolatría si quieres ser merecedor/a de una sola de sus palabras; gente que cree que el dinero lo puedo todo... A mí me llena de orgullo que gente como Nano, Lo, Don Micro, Arwen, Paralelo, Lara, Paloma, Vero, Peter, Kico, etc me permitan estar a su lado. O que una mujer mágica me sonría por las mañanas (siempre después del Colacao)





El disco de Kico Gómez es una oportunidad única de escuchar a gente joven del mundo de la música que se lo está currando (Auri, Miguel Rodríguez, David García, Elena Bugedo, J.A.Delgado, Alfonso Moreno, Verónica Díaz...). ¿Quieren escuchar buena música? Consigan el disco de Kico Gómez, yo, desde aquí, se lo prometo a Nano, a Paralelo y a Peter. Faltaría más...





http://www.kicogomez.com/


Que ustedes lo disfruten.










23 comentarios:

¿Par? dijo...

Cuándo me lo presentas?

Carmen Moreno dijo...

En cuanto usted me dé su dirección de envío, señora.

zoe dijo...

ay, señorita Gondal, no me tire de la lengua que empezaré a llamar las cosas por su nombre, y la liaré parda. Lástima que las sutilezas no sean a menudo captadas por sus destinatarios...será que a mayopr ego menor autocrítica, y los malos siempre son los demás, digo tu y yo, malas malísimas de la muerte, pfffff, que se me va la pinza...


COLACAOOOOOOOOO, ggggggg (babotas sonrientes)

Carmen Moreno dijo...

Dama Zoe, cuánta verdad acumulan sus palabras. Suman tres las maldades por desfacer... Y más y más Colacao, sienes y sienes.

Microalgo dijo...

La verdad es que la noche del 20, de la que aún no me he recuperado (¿ha sido nuestro récord, salir de ese antro más allá de las cinco de la mañana?) fue memorable. merece la pena el agravamiento del resfriado, adquirido a la salida del local.

Fue un magnífico concierto (ese Benji que le das dos piedras y una caña y te toca una sinfonía), ese Kico pletórico... pero Usted y yo coincidimos (ya lo hablamos) en que lo mejor de la noche fue comprobar y ser conscientes de lo orgullosísimos que estábamos todos de Kico y lo felices que estábamos... de su felicidad. Así de simple. Así de puro, el sentimiento.

Así que el sentirnos bien y sentirnos buenos (en este mundo que nos recuerda, tan frecuentemente, lo ruines y cobardes, envidiosos y... protervos que somos) es otra que le debemos a Kico Gómez. Su música aparte.

Entre Usted y yo vamos a acabar con las existencias de su disco. Y que así sea.

Lara dijo...

No tenía ni idea de su existencia (esto de "retirarme" de los escenarios está haciendo que me pierda muchas cosas, siempre me quedan los viejos), pero como tú estás hecha una saltimbanqui de los mares del sur, pues me traes estas recomendaciones con tanto cariño que no hay más remedio que hacerles caso. Ahora que empieza el taller maldigo que te hayas ido, pero te veo tan bien allí, con ese cola cao espachurrado en tus mejillas por las mañanas que... Felicidad, felicidad.
(Y sí, todavía me acuerdo de esas larguíiiiisimas conversaciones vía messenger en plan "oh oh oh qué desastre", y también del "Carmen, me he hecho un bló, anda, entra y déjame un comentario, plis...". Todo está mucho mejor ahora y...: ¿lo ves? Te lo dije hace años, estás mucho mejor con la capa puesta, te sienta superbien.)

Carmen Moreno dijo...

Don Micro al que quiero con la boca ASÍN DE GRANDE, ¿tan temprano nos fuimos? ¿A las 5? Se me hace usted mayor. Y ese resfriado y ese pensar que mesemoríausté. Fue un gustazo, sí señor. Acabemos, pues.

Niña Lara, qué razón tienes... ¿Te agradecí alguna vez esas largas conversaciones? Gracias. A ti también, a ti también. Me pasa usted su dirección y se lo mando. Hay que oírlo. Ya lo verás.

Par... dijo...

¿Tú te no das cuenta que cuando tú miras hacia abajo, da igual cerca o lejos,el mundo pierde el equilibrio? Así es.

Trinity dijo...

Lo de Kico es que es de otro planeta. Soy miembro fiel, ahora en el exilio, de este Pay Pay más mítico que nunca, y desde el primer día en que le vi mostrar sin pudor su sonrisa, y abrió la boca y cantó, y luego habló, me di cuenta de que estamos ante un fenómeno paranormal que ríete tú del Iker Jiménez ese. Kico es buena gente en el sentido más amplio de la palabra, de esas personas que son capaces de convertir un momento en algo irrepetible. Recuerdo aún un cumpleaños en el que me regaló su voz a la guitarra, y cómo se quedaron todos los presentes. Embobaos, claro, cómo van a quedarse si no. Se me saltaban las lágrimas. Es verdad que soy de lágrima fácil, pero aquel fue probablemente uno de los regalos más bonitos que me han hecho en mi vida. Y encima compone pa morirse. Si es que...

Arwen dijo...

Para los que no conozcan las canciones de Kico y, sobre todo, los que no sepan cómo es él, les será muy difícil comprender qué fue para nosotros la noche del sábado 20. NUNCA vi a la gente del Pay Pay más eufórica ni más feliz. Y es que ese CD, ese "Causa y Efecto" es nuestro, hemos vivido su preparación paso a paso y su parto contracción a contracción. Esa noche, sus nervios fueron nuestros nervios y su felicidad se nos contagió a todos. Sé de algunos de nosotros que lloró después de ver el concierto que hicieron Kico y su banda. Se lo merece, coño!!!. Se mereció esa noche en la que el Pay Pay entero vibró con él, saltó, bailó, y supo callarse cuando la canción requería ser escuchada.
No sé si nuestro grupo se irá deshaciendo con el tiempo o si envejeceremos juntos, pero sea lo que sea que nos depare el destino, me siento muy feliz formando parte de ese extraño grupo (pero raro de coj...) que nos hemos unido en torno a un local y alrededor de nosotros mismos.
Besos mil

NáN dijo...

Si el disco es fruto de la orgía colectiva de los paypayeros, habrá que oírlo.

Mi voto de confianza, por ser quienes son ustedes.

Carmen Moreno dijo...

Trinity, bien venida. Es que Kico saca lo mejor de nosotros.

Dama Arwen, espero que lo que nos depare el destino sea seguir juntos para siempre porque es difícil reunir tanto amor en un espacio reducido.

Primo, haces bien confiando en nosotros. Tú sabes que nos puede el cariño, pero somos objetivos.

Anónimo dijo...

EL PAy pay es como entrar en el paraíso de la magia, así que dentro sólo podías encontrar la luz para darte cuenta de cuántas cosas, momentos y personas sublimes tenías tan cerca.. y aún por descubri..
Qué viva la vueltas que da la vida

Menchu

trinity dijo...

Carmen, gracias por darme la bienvenida. Aunque más bien es una vuelta a casa... Podría hablar ahora de Mark Knopfler, pero no sé por qué se me viene más a la cabeza lo de los turrones El Almendro. Si al final no tengo savia poética ninguna...

Microalgo dijo...

Y bueno.

http://www.kicogomez.com/

Por si.

Comentaba ayer a la Reina del Pay-Pay y a Manolo Sevilla que hay días que te pasan por encima y se van, y no queda nada de ellos. Son días perdidos, que al no dejar recuerdo es como si nohubieran existido. Como decía Hilario,

"Hay días que uno siente
que nunca pasa nada..."


Pues ese sábado NO fue uno de esos días.

Yconesotelodigotó.

Carmen Moreno dijo...

Qué razón tiene usté, don Micro.

Menchu, a ti también te encontré en el Pay (jejeje). Qué bien que te quedaras.

Trinity... pues, si es un regreso: bienregresada. La savia poética la tienes seguro.

AROA dijo...

jo! yo quiero ir al PAY-PAY, a la próxima bajadita a Cádiz, que espero no tarde (urge mar) ... no se me pasa...
un beso carmen

Carmen Moreno dijo...

Véngase usted, Aroa, que aquí la cuidamos. Y no busque alojamiento que ya lo tiene.

AROA dijo...

gracias!
muchas

la chica del otro lado de la barra dijo...

Después de la noche mágica del sábado, con un Kico esplendido y un ambiente entrañable,...¿qué importa que me haya perdido a un tal Ruibal cantando en petit comité en el paypay?

Vamo ¡¡que mesaquitao er disgusto y tó!! de lo agustito que yo estaba.

¡¡enhorabuena Kico!!
Se nota que el disco esta hecho con el cariño de todos.

en tierra de nadie dijo...

Me pilla un poco lejos el Pay-Pay, pero dais envidia, la verdad.

¿Fondo negro? ¿Qué pasó? El blanco es más luminoso.

Hablamos el sábado, en persona.

bss

ETDN

Carmen Moreno dijo...

Chica del otro lado de la barra, ya hemos compartido barra y canciones. Qué bien.

Etdn, no estamos tan lejos. Anímese.

Anónimo dijo...

Después de tanto no sé si me cabe el oceáno de Gondal entero en el costado, o un par de charcos en los ojos de tanta felicidad. Gracias a todo, por estar ahí, por ser mi familia, mi piedra angular. Lo que vivimos hace una semana no sé me olividará jamás. Mis canciones podrán llegar nás o menos lejos, el disco funcionará más o menos pero la noche del 20 de Octubre no me la quita nadie, no nos la quita nadie. Vosotros todos sois la mayor causa de estas canciones y esta felicidad el efecto que cualquier me envidiaría. Gracias, gracias y gracias...