lunes, 5 de noviembre de 2007

Y SI AMANECE POR FIN

Sé que cuando amanece
los ojos se desperezan
al ritmo constante y ajeno
de estos latidos.

ANEXO

¿Qué hora dices que es? ¿Te vas? Ahora mismo no puedo levantarme. Sube la persiana, ¿quieres? Mira, aún está tibio tu lado de la cama. ¿De verdad tienes que irte? Pero, prefieres hacerlo, ¿verdad? Aún no ha amanecido, podrías quedarte en tanta soledad, aquí, a mi lado. No, no te lo pido. No quiero ponerte en un apuro, claro que no. No te presiono... Tienes razón, es mejor que no durmamos juntos. No lo creo. El destino no juega limpio, así que no creo que nos volvamos a encontrar, pero tampoco importa.
Mis manos ya no tiemblan, ¿lo ves? Mira, puedo estirar los dedos y mi pulso es firme. No te preocupes, después iré yo.
¡Oye!... Cierra la puerta al salir, por favor.

10 comentarios:

zoe dijo...

Los ojos se desperezan al ritmo de la taza humeante y de tus pasos,
y tus latidos abren los ojos, los míos, los de otros, los de tantos...

Mainumby dijo...

Yo tengo un corazón que late lento, por eso mis ojos a veces no se desperezan tan rápido como lo requiere el mundo real...

Precioso, eh!!!


Un abrazo!!!

Peter dijo...

Ole mis niñas... menudo par de dos alpargatas sin zurcir!

Seguid latiendo, que de vuestros corazones dependen otros.

En madrid, desde mi ventana, a veces extravío la mirada y veo el mar...

Tengo que hacer un hueco e irme pá cádiz este noviembre. Algunas personas se vuelven adictivas..

Microalgo dijo...

Eh!

Yo había comentado en este post, y mi comentario se ha perdido como lágrimas en la lluvia!!

En fin, no recuerdo qué comenté. Fue antes de que se plantara el anexo, cuya última frase me desconcierta tela.

Mainumby dijo...

No había visto el anexo y duele un poco...

A veces basta sin necesidad de anexos...


Un abrazo!!!

nán dijo...

No hay nada como contar con alguien de quien te fías tanto que le puedes decir que cierre la puerta al marcharse.

Zen_Tao dijo...

¿Gómo?.¿Entdas otda vef?.¿Gué difes gue has olvidado? ¿El anillo gon un topafio goddíshimo?... (glup)(ñiiieee)
Veras cielo... No lo he visto por ninguna parte, mira a ver bien si accidentalmente lo has dejado caer en el coche... Por cierto, tráeme un tubito de rovi si vuelves, o un biofilófidus con ciruela y algas, que últimamente ando de lo más irregular... Nada vida... ea, hasta luego.
¡No olvides la puerta!.

Microalgo dijo...

Uh.

Nán, creo que hay diferencias entre "cierra la puerta y hasta luego" y "cierra la puerta y hasta nunca"... no sé a cuál de ellos se refiere CM, pero me temo que es al segundo. O a lo mejor es que estoy pesimista.

En fin, da igual.

Carmen Moreno dijo...

Como me conoce el "Gran Don Micro de Cái...". Claro que es el segundo, don Micro. Es más literario, en realidad. Y, no esté usted pesimista, hombre que en breve celebramos su anonimato por así decirlo.

Gracias a todos.

Zen_Tao dijo...

No olvidemos el "cierra la puerta que hace corriente"... fundamental