lunes, 24 de marzo de 2008

SUMA Y SIGUE...


¿Qué color tiene el miedo?

¿A qué sabe la locura?

¿Cómo huele la huída?



Será cuestión de arrastrar los pies por el barro, mancharse la cara de toda la mierda que restaña los ojos y jugar, jugar, girar hacia atrás y adentro. Tirar la toalla por encima de toda la realidad que extirpas de lo lamentable de estar.



Tomar té con todos los reyes caducos para asegurarnos que la vida está en su sitio, mientras piensas en Rusia y el fin de los mares y renuncias y matas y mueres y encierras al loco y destruyes el alma y los pies.


11 comentarios:

Virginia Barbancho dijo...

Habrá que tomar nota, pues... quedar a las cinco para tomar el té con el Sr. Rey Caduco, entonces?? es como jugar a las casitas. Una cocinita rosa de mentira... me has llevado allí!!!

Camille Stein dijo...

Hermoso desapego de un mundo intolerable. A veces el mundo se restablece. O nosotros lo vemos con ojos sesgados y descubrimos un brillo que nos seduce... Saludos.

NáN dijo...

supongamos bolitas de color blanco, de color rosa, de color azul.

Supongamos que nos da ahora por portarnos como niños y cambiamos las bolitas o nos contamos cómo nos encontramos (mal, por supuesto; si no, no habría juego).

Supongamos que dejamos de tirarle la toalla a alguien, siempre a alguien, siempre a la cara. Y la usamos para extenderla sobre la arena.

A lo mejor, entonces, ya sabes, dejamos de destruir.

carmen moreno dijo...

Virginia, sí, sí, exactamente eso, una cocinita rosa.

Camille, esperemos que el mundo se restablezca.

Primo, destruir no es parte del juego, ¿verdad? Nos intercambiamos bolitas de colores y extendemos la toalla para tomar el sol y no tirárnosla a la cara a nosotros mismos (mal, por supuesto). Yo me apunto al juego de no destruir, al menos, intentarlo.

Anónimo dijo...

Que bonito examen parcial inesperado:

a) color añil antiguo como el hilo de las sábanas santas o pecadoras

b) sabor salado con un toque de alcohol en barrica de roble

c) olor a polvo levantado por los pies sobre el desierto

En un breve equipaje se han de llevar jabones de olor y color para ese alegre día, olvidar la toalla perdida y secarse al pairo. Escanciar el te en las impermeables porcelanas chinas, mientras se otean los horizontes del noroeste, donde la Corte de París espera a los nuevos locos reyes puestos.



Geniale(s) pecados poéticos en unos pies de alma polvorienta.

Microalgo dijo...

Ya sé que a veces dan ganas de tirar la toalla y salir de este presunto libro de Los Cinco que esconde debajo una novela del cochino de Buckowsky. Pero no se deje influir por una simple combinación de luz y temperatura, Dama de Góndal.

Es sólo esta primavera, esta puta primavera. Usted es más fuerte que ella, lo sé.

Miguel Marqués dijo...

Juevesres 35 de maryo.
To do this week:

- Tomar infusión con monarca ridiculizado.

y

- Leer poemas para adultos de Gloria Fuertes.


¿Qué tal fue el teatro esa tarde, por cierto? :)

Beso

carmen moreno dijo...

Anónimo(s), escanciaremos té y barrica, vive dios.

Microalgo, no se preocupe, ¿quién podría tirar la toalla teniendo en su vida gente como usted? Y no me obligue a ponerme en plan mariquita...

Miguel, esa agenda... El teatro fue genial, te la recomiendo. Me quedé con muchas más ganas de vosotros.

Lara dijo...

Qué último párrafo más estupendo.
(Sin infravalorar lo anterior, pero es que al último he vuelto una y otra vez.)

en tierra de nadie dijo...

Qué susto, he empezado a leer y pensaba que estaba en un anuncio de compresas!!!

menos mal que luego se ha arreglado

perdón por la espesura, es que acabo de llegar y aun tengo jet lag: cambiar el sol, el mar y una temperatura de 25 grados por el invierno madrileño que se resiste a irse es duro

besotes

carmen moreno dijo...

Niña Lara, sin infravalorar, mujer, jeje.

Etdn, anuncio de compresas, ¿eh? Me lo tendré que plantear.