viernes, 13 de junio de 2008

A VECES OTROS DICEN LO QUE YO NO PUEDO

"... el esfuerzo es dedicar energías, tiempo, movimientos, iniciativas para hacer algo, para crear algo, ya sea hacer cumbre en el Everest, diseñar una mesa de pino o escribir una novela para satisfacer una necesidad interior, por el mero placer de crear o por una pasión deportiva. El trabajo sería eso mismo, pero con intención de venderlo en el mercado para ganarse la vida, para conseguir dinero, para comer, para vivir o por afán de lucro."

"La vida es, o debe ser, un esfuerzo encaminado a hacernos lo que somos, lo cual entraña no pocas dificultades porque ¿cómo sabe uno quién es?"

José Luis Sampedro: Escribir es vivir, ed.Debolsillo.

Este libro me ha susurrado muchas cosas. Ando en un momento sin tiempo para casi nada, ni siquiera visitar los sitios en los que me siento bien, ni siquiera para mirar con detenimiento hacia Gondal. Pido perdón por el silencio, que no por la distancia porque no existe tal cosa.

Trato de vislumbrar un horizonte mejor. Estoy de acuerdo en muchas cosas con Sampedro, pero sobre todo en algo que dice él y que es, más o menos: creo en el mercado de comercio, pero no en la comercialización del ser humano.

Habrá que tratar de que el mundo sea un lugar mejor. No vale conformarse con un "no se puede". El que calla también es culpable.

9 comentarios:

Microalgo dijo...

De ahí que use yo tantas citas, donde se dice lo que pienso pero mejor dicho que si yo lo dijera.

Hoy viene el Píte. Habrá que montar una jarana estrepitosa.

Digo yo.

Camille Stein dijo...

lo ideal sería poder desarrollar los indicios vocacionales de nuestra personalidad, pero muchas veces las imposiciones sociales y económicas coartan nuestras más íntimas aspiraciones

muchos se convierten, muy a su pesar, en alienados, ajenos para siempre a sí mismos

... es un gran libro, lo he leído :)

un beso

Anónimo dijo...

Aplicando el egoismo (cosa que como sabe hago fenomenal) diría que cada cual se busque y, consecuencia de ello básicamente dos opciones. Si se encuentra pues mejor, sino apliquese alguna frase indicada para la ocasión. Por otra parte si uno lo consigue y le sobra corazón aplíquelo al resto del mundo, si no le sobra apliquese al mundo la consabida frase u otra similar. En caso de no conseguir encontrarse tras árdua búsqueda, pasemos a la solución anterior.

En resumen hablando del mundo (bastante desconocido por dentro y sugerente por fuera), los que hacen por los demás o les sobra de lo suyo o son profesionales del dar y se encuentran a través de ese camino.

Esto puede llegar a ser casi un "sálvese quien pueda (y quiera)"

Y dado que eso es lo que nos queda ¡Ruego a Vd. disfrute a man(s)alva en la búsqueda de lo que sea!

un internauta dijo...

saludos al gran océano de Gondal. Buscando información sobre Chantal Maillard llegué a estas costas y os saludo. Encontré una entrada muy bella sobre esta poeta y escritora.

Aquí encontré una entrevista en vídeo, en el centro de cultura contemporánea de Barcelona. Es muy interesante:

http://www.cccb.org/ca/arxiu_multimedia

salud

NáN dijo...

Hay un tiempo, Prima, entre hacer y hacer, para detenerse y pensar, y sopesar, lo que conviene hacer.

No tanto para pensar quien somos, porque acabamos siendo lo que hacemos.

Tomarse ese tiempito es formidable.

Un abrazazo

Virginia Barbancho dijo...

Es difícil saber quién se es, pero, me pregunto hasta qué punto puede deberse esa dificultad al hecho de que averiguar quién se es significa saber que ya no se puede ser otra cosa... hasta qué punto alcanzar un sueño nos acerca a la muerte, o al vacío

Y hasta qué punto, por ello, nos cueste trabajo decidirnos...

Últimamente me da por pensar que el futuro es ahora, y me sienta bien...

Y además así, si digo que nos veremos pronto, sería como si ya estuviera pasando!!!

Besos, gaditana.

Mega dijo...

Al reconocer lo que otros dicen pero tú no puedes ya lo estás diciendo.

Al tiempo hay que domarlo, domeñarlo, dominarlo, lo que podamos, no sea que nos dé mucho la tabarra.

¡Feliz tiempo recuperado!

carmen moreno dijo...

No estuvo mal la jarana de sueño, don Micro. Ahora que cuando hayamos descansado... Para eso del 2012.

Tienes toda la razón, Camille, pero yo ando pensando si no es cobardía. Conste que yo ando inmersa en ella.

(S), intento, por lo menos, no sucumbir. Habrá que ver si lo consigo.

Internatura, qué bueno que haya recalado por aquí. Echaré un vistazo al link que usted nos regala.

Primo, tienes toda la razón, pero ¿qué hacemos si nos niegan ese tiempo? Sé que necesito para y pensar.

Virginia hay una antigua maldición que dice algo así como: ojalá se cumplan todos tus sueños. Y a mí que me suena su voz... Jeje.

Mega, el tiempo... Ay, el tiempoooo...

winsta dijo...

Y dices: "Sé que necesito parar y pensar".

Una vez nán me recomendó tiempo y silencio. Funcionó. No sé, prueba. Y, por favor, sigue siendo como eres.
Un beso.