jueves, 19 de junio de 2008

No importa. Nada importa ya.

Si existe el viento
si es real o no

quién sucumbe en la calma
quién subsiste en este resto

has de ser sin presenciarte
y no importa
nada importa

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Y ni siquiera dónde sople ni cuanta espuma levante. Todo se olvida, salvo los surcos de sal, que nos recuerdan que hemos vivido.

Saludable y emotivo para nuestras alma(s).

Microalgo dijo...

Un pelín nihilista la veo esta mañana, Dama Moreno...

En fin. La luz de la mañana disipará las nieblas (espero).

FLAVIA COMPANY dijo...

Oiga, oiga, ¿qué anda pasando por ahí? ¿Cómo que YA nada importa? Doña Carmen, ¿qué me dice?

winsta dijo...

Tiene un aire a la Dickinson. Una de mis poetas preferidas.
Te felicito por este magnífico poema.
Un beso

Camille Stein dijo...

nada importa si falta el motivo, el escenario donde poder moverse y vivir

de una belleza desesperada

un beso

Mega dijo...

¿Quién sucumbe en la calma
quién subsiste en este resto?

Yo creo que sí importa.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Tan profundo como conciso. Muy bello, Carmen, el poema que escribiste, pero un tanto pesimista, no? No nos dejemos vencer por el desánimo. Sí que importa algo (y alguien) del mundo que nos rodea.
Malu Olivares

carmen moreno dijo...

(S), no todo se olvida. Yo no olvido el año en que os conocí, por ejemplo.

Don Micro, ya sabe usted que en mi momento hay que ser nihilista.

Dama Flavia, ya una vez le dije que tenía usted un párrafo en Melalcor que parecía que me lo había escrito a mí. ¿Lo recuerda? Ya se lo contaré detenidamente.

Winsta, gracias. La Dickinson, ¿eh?

La desesperación, a veces, consigue sacarnos de nuestro ensimismamiento.

Mega, yo también creo que importa.

Malu, más que pesimista yo diría que desgarrado. No soy nada pesimista, aunque sí muy realista. Bienvenida a Gondal. Póngase cómoda y quédese si le apetece.

NáN dijo...

Lo que importan son los modos, los tonos, la métrica y las rimas (aunque no rime).

Importa no la mirada, sino que nos miren con suavidad.

Importa que al mirar veamos.

Lo demás, es anécdota para dar sentido a las conversaciones.

¡Te veo bien!

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo. En este caso la rima es de otra dimensión, por eso es difícil pillarla, pero ¡ahí esta! descerrajando la caja de un tórax cualquiera, dejando el alma al aire, sin aditivos, sin anestesia...

(s)i.

:)

FLAVIA COMPANY dijo...

Lo recuerdo, sí. Y me apena deducir que el motivo de su magnífico poema tenga algo que ver con aquel capítulo y con lo que de aquel capítulo pudiera haber en su vida. Tome decisiones drásticas: son las únicas que cambian algo.
Sus poemas lo merecen. :)

estnoM dijo...

TU!

carmen moreno dijo...

Estoy bien, Primo, ya sabes que sólo tengo que aguantar un poco más, sólo un poco. A ver si me aguantan las fuerzas y la rima.

(s) no es tan rara, la rima, sólo inexistente.

Dama Flavia, su texto fue un bálsamo entonces y lo es ahora porque significa que me vio antes de verme.

estnom, jeje.