viernes, 4 de julio de 2008

NOTA A MI ALTEREGO



Ahí está el video que me regalaba Anónimo y que yo quiero que conozcáis porque merece la pena.

Hola, Alter:

No sé cuándo seré capaz de mirarte a los ojos de nuevo. Acepta mis más sinceras disculpas.
Si te sirve de consuelo estoy triste. No me emborracho, no, pero me pesa todo y tengo astilladas las palabras.
Desconozco cómo romper este círculo que me obliga a moverme sin avanzar.
Si te sirve de consuelo, me duele hasta el dolor.

Cuídate, por favor, el tiempo que no nos veamos que, espero, no será mucho.

Un abrazo.

YO.

10 comentarios:

Camille Stein dijo...

no te preocupes, cuidaré de él, que estoy acostumbrado a tratar con ellos

... acaricia ese círculo, el día menos pensado se desvanecerá como pompa de jabón

un beso

estnoM dijo...

buaaaaaa!
Jo, esto no se hace un viernes...

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=6GkaEoeDgi8

per te ¡bella!

martin dijo...

Alter, me suena como muy de andar por casa.
Llámele Walter Ego.

Anónimo dijo...

Mírele cuando quiera, claro, con descaro y desparpajo. Cójalo y atúselo entre palabritas hilvanadas que le extasien y háganse amigos. Invada sus profundas convicciones y atráigalo zalameramente y apodérese de su seso hasta que se le funda en las entrañas. Sonríale entre sábanas y techos blancos y cuenten ovejas en las nubes del humo azul de los ojos. Esos que ya, seguro, es usted capaz de mirar entre la tristeza y la risa, entre el dolor que no consuela, ese que seguro le duele más que a nadie.

Escríbale entre libros, apuntes, voces y cantos que les achuchan las horas y convierten en prisas los anhelos.

Ustedes mismo(s:))

NáN dijo...

Pobrecito. Menos mal que usted, aún con la tristeza, mantiene el control.

Miguel Marqués dijo...

Ay!

Astilladas las palabras, me duele hasta el dolor. ¡Precioso!

(a los álteres no hay que hacerles mucho caso. que no nos confundan con ellos mismos!)

un besico, carmenchu!

en tierra de nadie dijo...

La tristeza y el verano deberían ser incompatibles, Dama de Gondal.

He aprendido a no fiarme demasiado de los alter egos, ni propios ni ajenos. Suelen mentir, inventar, fabular, fingir. Como los escritores, como los bloggeros. No hay que adularlos demasiado, mimarles sólo lo justo. Y evitar dar demasiadas explicaciones. Sus estados de ánimo van y vienen.

Cuidate, a ti y de los alter egos.

Te quiero a punto para el 22 ;))

ains, qué ganas, madre

carmen moreno dijo...

Gracias, Camille, pero cuídate de él, es peligroso.

Estnom, no se me ponga triste.

Anónimo, gracias a estas horas de la mañana por esa belleza que usted me ha regalado. Lo añado a la entrada, porque hay que conocerlo.

Martín, si es que ese es su nombre... Aunque Walter Ego suena mejor, es cierto.

(S) hace tiempo que ya no nos miramos.

Primo, el control es lo último que se pierde, ¿o era la esperanza?

Don Miguel, yo al mío intento mantenerlo a raya, pero no se deja.

Etdn, no se preocupe. Para su visita mi Alter estará de vacaciones.

Como diría Sabina: "Perdón por la tristeza", la de mi Alter, digo.

winsta dijo...

Deja a un lado el fardo del dolor o ábrelo y saca de él esas maravillosas palabras con las que nos deleitas.
Un fuerte abrazo para ti y para Alter.