lunes, 13 de octubre de 2008

YA NO TIENE CURA

Porque vivo incompleta,
demudada,
enganchada al dolor que me infliges.

El mundo da cobijo a los fusiles
que vamos acabando
como cuando dejamos que el colchón
nos despidiera en el andén.

No importa que explique cuánto es,
hasta dónde podría haber llegado.
Sin saludos...
no hay despedidas para quien vive en la duda
y tiembla desde la verdad amarga que esgrime
la razón, el ser, el desprestigio del mago,
y no hay éxtasis,
y las santas más putas se afilian al Opus
o dios escupe sobre nuestras tumbas.

16 comentarios:

ETDN dijo...

¿Inflinges?...te s´ha colao una "n", diría...

Ay muchacha, que ojcurilla... y a las 10 de la mañana no creo que sea por borrachera (¿o sí?). Será por lunes 13...

Yo aquí, a esta hora intempestiva, esperando al del gas.

besos

Ana Rodríguez Callealta dijo...

Joder Carmen.
Es uno de esos poemas que cuando lo lees sólo puedes decir: "Dios, es buenísimo". Te deja en el sitio. Te has superado.

Por cierto, he soñado con vosotras dos esta noche jajaj estabais en mi casa o algo así y había mucha gente y no os podía atender y os ibais. Supongo que mi subconsciente tendrá algo que ver.

un besitoo a las dos :)

Este findesemana estoy en Madrid.

Neander dijo...

la shikilla pone las enes que le da la gana, vale?
lo que no hay son santas putas: son putas santas

carmen moreno dijo...

Etdn,tienes razón.

Ana,hablamos y nos vemos si te apetece.

Neander, gracias por la defensa y hay de las dos, no creas.

winsta dijo...

Un poemazo, de esos que me gustan, de los que me sacuden, de los que me hacen volver aquí una y otra vez.
Besos.

(¿Para cuándo una historia sobre tu nuevo barrio y vecinos?
Tengo ganitas de leerte con esa pincelada de humor e ironía tan tuya y tan especial.)

Enana. dijo...

Cuando eso pasa solo nos queda volver(nos) a nacer, Carmen.
Yo muchas veces me pregunto cuantas veces más tendremos que morirnos... pero en fin... en eso se nos va la vida.
Gracias por la lectura.

Por cierto, el limón y el vinagre son buenísimos para el marmol... A mí que me incineren, gracias... A ver si después de muerta no solo me van a manchar la lápida de llanto, sino también de "escupitinajos"... quita, quita.. que una ya tiene suficiente con estar muerta.

Te dejo un beso.

Microalgo dijo...

Y bueno, ese colchón tenía que quedarse donde se quedó. Era su sino, y el tuyo (el vuestro) coger el tren.

Lo demás es silencio, o moñeces.

Ai wrili miss iu, par de dó.

Enana. dijo...

Hola! Vengo a dejaros una buena noticia, por si no lo sabíais... Carmen, si lo del link no te gusta, borra el comentario. Sólo quería compartirlo contigo y tu gente. Un beso.

http://www.centralmusical.es/aniversario/

carmen moreno dijo...

Winsta siempre es tan bonito encontrarte en este océano. Gracias por tus palabras.

Enana, en continuo nacimiento, claro que sí. En este rincón es factible compartirlo todo siempre que sea bueno para los demás, así que gracias.

Don Micro yo estoy aprendiendo a valorar los silencios.

microalgo dijo...

¿Que está aprendiendo a valorar los silencios? ¿Los de Usted sólo, o los míos? Amos, amos...

Anda, que le daba yo un palo a Usted entre las cejas que la dejaba niquelá.

winsta dijo...

Canto muy mal y silbar no sé.
Así que como yo empiece a cantar mientras espero que haya otra entrada en esta página, las lluvias de estos días no van a ser nada comparado con lo que va a caer.
Besos.

Virginia Barbancho dijo...

Impresionante...
Nada me gustaría más que Dios escupiera sobre mi tumba

(en vez de hacerlo en vida)

Beso

Microalgo dijo...

Vamos, vamos, Dama Barbancho, seguro que no es para tanto.

No quiero ver tristes esos ojazos, coñe.

carmen moreno dijo...

Winsta,voy a tardar un poco porque estoy sin parar.

Virginia, tal vez pase antes de lo que imaginas.

winsta dijo...

Vale, Carmen, seré buena, no cantaré.
Ya imagino que tienes muchas cosas pendientes. Un traslado es un lío. Esperaré.
Besos.

Anónimo dijo...

No,no, tú ve cantando, todo fuera eso. Seguro que no lo haces peor que yo. Y la música amansa a las fieras...