domingo, 9 de noviembre de 2008

ABELARDO Y ELOÍSA

-Pondrás mi mundo del revés -dijo ella con una sonrisa de sangre.


-Me convertiré en la arena de tu sombra -acabó susurrándole él antes de hundirse sin ver el faro.

8 comentarios:

NáN dijo...

Siempre me encantó esa historia.

aroa dijo...

arcángeles bastardos de la prisa...
no
conocían el mar
y se les antojó más triste que en la tele

a ver a ver... que Gallardón va a poner playa... ya te dije, eloisilla

lindo! (ves que mi forma de hablar delata mi origen)

Anónimo dijo...

¡Cuánta belleza en tan pocas palabras!
winsta

Microalgo dijo...

Uh, pero es muy triste, Nán.

Enana. dijo...

Bellisimo

NáN dijo...

¿Triste? El amor venció todo, hasta la imposibilidad de lo físico.

NáN dijo...

El texto es perfecto para la historia.

carmen moreno dijo...

Gracias, Primo. Lo cierto es que a mí también me sedujo siempre la historia de Abelardo y Eloisa.

Aroita, la de Córdoba Veracruz.

Winsta, y luego, vas y votas a Zoe, ¿eh? Sin rencor, claro, claro.

No los sé, don Micro, me parece una historia preciosa.

Gracias, enana.