miércoles, 5 de noviembre de 2008

FRIO

Hace un par de semanas y en vista de que la gente de Madrid no para en Madrid ni pa'trás nos fuimos de copas con un ser ... mmm... cuanto menos curioso. A mí me recuerda a mi hermano, pero Zoe dice que no. Un día les presentaré a los dos y ya me cuentan. La cuestión es que este ser y yo, entre tacita de Cola-Cao y tacita de Cola-Cao (los que me conocen ya saben que yo no bebo otra cosa un sábado a las 3 de la madrugada) apostamos una botella de ron... esto... Cola-Cao. La cosa es que ustedes tienen que ayudarnos a decidir cuál de los dos textos les provoca más angustia. Ahora, Zoe, se desmarca uniéndose a la apuesta. Espero que al ser 1, conocido mundialmente como el Muchacho, no le moleste esta incursión. Yo, el ser 2, digo que bueeeenoooo, pero sólo porque ese día Zoe estaba muy perjudicada (a lo que se ve le sentó mal el vasito leche caliente que se tomó) y no estuvo rápida para unirse a la apuesta. Ella se juega una botella de vodka. Vamos si gano yo recibo una botella pagada entre dos. Y así sucedáneamente.

En fin, mi texto es este que ustedes ven en este blog, algo más abajo.

Para el texto del Muchacho, pinchar aquí

Para ver el de Zoe, pinchar aquí

Se ruega a las parejas no votar en consonancia con quien le coge la manita o le da besos impúdicos en mitad de una cata de caldos de rioja excelentes, sino de acuerdo con la sensación de angustia que les produzcan los textos.


De lo que dicen a lo que hacen hay una variaciónn de mundos diferentes y contrarios. A nadie le importa. Nunca nadie perdió los dientes por mentir tan de seguido.

Desde las sombras crecen, reptan por los estómagos de quienes no pelean por un lugar único, exclusivo. Sólo, sólo, solo, solo... Para secar las arterias y dejarme sin sangre.

Había un tiempo, lo recuerdo, en que los Reyes Magos llegaban inexorablemente; en el que los muñecos no esgrimían revólveres; en el que vivir era más importante que matar; en el que arrastrar cuerpos vencidos no era más que un reflejo de no ser humano.

Hay hombres que se lamentan por todo lo que hicieron. Otros, se lamentan por lo que no. El universo sigue su movimiento estemos o no.

Las hormigas que somos para dios; los placeres que se vierten al mañana para que nos quedemos sin presente. El mal de los días. El silencio de los dedos. El asco perpetuo que siempre desviste los pulmones que intentan respirar y no pueden. No hay aire y el diafragma parece a punto de reventar. El aire apenas me moja la punta de la nariz y los pulmones hinchados dicen que ya no hay sitio para más. Se cierra la glotis, la tráquea, se hace un nudo en los ojos.

21 comentarios:

Peter dijo...

Angustioso, ¿no?

Un feurte abrazo de esos de soso que rompen costillas.

Enana. dijo...

Para cuando el frío se vaya te dejarán de doler los huesos. Como dice Sabina, "hoy ya no es ayer, sino mañana".
El remedio para cuando los pulmones se vuelven de cartón es respirar más fuerte (o más despacio)

ETDN dijo...

Estremecedor. Y mucho más leído por Vicky en la cueva.

Hay hombres que se lamentan por todo lo que hicieron. Otros, se lamentan por lo que no. El universo sigue su movimiento estemos o no.

A veces, lamentarse alivia. Pero no hay que permitir que la queja se haga crónica.

Te prestaría mi aliento, si pudiera, para cuando se hace difícil respirar.

Lo que escribimos es algo más que literatura.

besos

Anónimo dijo...

Te dejo un poema de Montale, uno de mis preferidos. El mal de vivir, eso que nos sucede a todos de tanto en tanto.
Besos.
winsta

A menudo he hallado el mal de vivir:
era el arroyo estrangulado que borbolla,
era el enroscarse de la hoja
requemada, era el caballo desplomado.

Del bien no supe, fuera del prodigio
que revela la divina Indiferencia:
era la estatua en la somnolencia
del mediodía, y la nube, y el halcón en lo alto.

ETDN dijo...

Pá angustia la mía, t´ol día rodeada de parejas babosas, ahí, venga a besuquearse y palparse y de tó, irse a un hotel, hombreeeeeeee, irse a un hotel...

(jiji)

Y yo sí estaba en Madrid, que conste y bien solita en mi casa, ese sábado (y tristona, también). Pero claro,como no bebo Cola-Cao sino sólo alcohol (como todo el mundo sabe) pues...¡denuncio la discriminación a las ebrias conocidas como yo!
(y paro ya que luego dicen por ahí que ando tól día quejéndome como las viejas. ¿Quejarme yooo? ¿Cuándo me habéis oido quejarme de algo, eeeeh?)

En cuanto al voto, creo que no puedo ser objetiva, debido a los vínculos afectuosos que, de una manera u otra, me unen con los tres implicados. Pero ayudaré a dar cuenta con mucho gusto de la botella del ganador/a.

He dicho.

Y a ver si curro un poco.

NáN dijo...

A mí lo que me importa es que el ganador aporte la botella a la lectura mexicana.

(colgaré este comentario en el otro blog).

(lo de que los sosos rompen costillas me ha parecido sorprendente, Píter. Y yo que los tenía por gente apacible).

María a rayas dijo...

mmmm
yo no puedo decir cual me angustia más, qué difícil, sólo puedo decir que me ha gustado mucho y que algunos fragmentos, esas reflexiones de mundo negro, son conmovedoras...

y me pregunto...por qué de la angustia (algo tan horrible, tan doloroso) se puede sacar algo bello???

mmmm
besitos

Arwen dijo...

A ver, no voy a decir cuál de los tres me ha gustado más, sino el que más angustioso me ha parecido.
El del mushasho no me ha angustiado nada, nada, nada.
El de Marmen me ha angustiado un poquitito al final.
Por lo tanto (redoble de tambores) el más tenebroso y agustioso para mi humilde entender ha sido el de la Zoe.
A ver si llega a Cai un poquito del Cola-Cao ese especial que os tomáis allí... Cola-Cao... Aro... Aro...

Microalgo dijo...

Hoé.

Quitando a la Arwen, aquí no se moja ni Manitú.

Y yo menos. Jie, jie.

Estoy con Nán: no zus bebái eso solitos, que sus va a sentar malemente a los estómagosmente.

Y luego ya sabemos donde acabamos, ¿verdad, Carmen?

¿EHN?

zöe dijo...

Les comunico humildemente, que gracias a los conocimientos repartidos generosamente por la Dama Arwen, supe de la existencia de un método de votación anónima my apañao que tienen los blogs, asi que si alguno de ustedes no quiere decirlo en voz alta pero quiere votar, tiene su hueco en mi humilde blog, arriba a la derecha.

jejeje, palabra: ASTALORT, es como hasta luego dicho por un borrachuzo...como lo de chilibollas....esto es una señal....jejeje

Anónimo dijo...

A ver, cuando vine y leí, no había nada de concursocompeticiónapuesta sobre el modo de manejar las palabras para que nos angustienyacelerenpulsaciones.

Esto ha cambiado, así que una vez leídos todos los textos
mi voto essssssssssss
esssssssss
paaaaaaaaaaaara
Zoeeeeeeeeeeeeeeee.

Que premiados y no premiados lo celebren comolaocasiónmerece.
winsta

ETDN dijo...

Vale: contradiciéndome a mí misma en menos de 24 horas y una vez leídos con más calma los relatos y juzgándolos con angustiosa objetividad literaria (?) y pa que nadie diga que no me mojo, ahí va mi voto:

(redoble de tambores)
(suspense)

and the winner is:

ZÖE

(lo cual, querida, es un voto envenenado porque esto te obliga, a partir de ahora, a aportar relato los miércoles...oh, sí)

como Nán, difundiré este comentario por los blogs afectados.

pd.- jiji, el palabro: "gustain", como incitando a beber de esa botella de...¿cola cao era, no?

Virginia Barbancho dijo...

Un placer leerlo, sí que sí... qué angustia ni leches! gusto! an gusto!

Enana. dijo...

Armada con el cuchillo de huntar mantequilla, mi voto es para la dama Zoe, que ha hecho que desprecie tanto la vida que creo que voy a subirme a un tejado con una recortada y a matar al resto de los humanos... (para que no sufran).

Besos a las dos.

david dijo...

Bueno, yo espero no liarla parda, porque podría ser que se liase y nada más lejos de mi intención.

Llevo un par de días pensando que bien podría callarme y dejarlo estar, que esto es un juego y una excusa para echarnos unas risas, y ya está, pero no puedo, no puedo porque no dejo de repetirme eso como si fuese un mantra, pero dentro del mantra, supuestamente permisivo, hay algo que me raspa. Y por fin he visto dónde está. En el "es un juego".

Es una apuesta, y las apuestas son juegos, efectivamente. Pero las apuestas, como juegos que son, tienen unas normas, y si en los juegos las normas hay que cumplirlas en las apuestas, donde al final alguien paga algo, más aún: es la única forma de asegurar que el vencedor respeta al perdedor, y que este último jamás podrá ponerse paranoico y pensar que ha sido estafado.

Las reglas de este juego fueron las condiciones de su apuesta, que en principio fueron que la apuesta era entre Carmen y yo, y el objetivo era ver cuál de los dos podía escribir para el taller un cuento más angustioso.

No tengo problema en pasar que la apuesta incluya a Zöe, aunque en rigor y siendo estrictos eso ya, como cambio en las reglas, supone la anulación de la apuesta, el reemplazo por otra nueva que debería consultarse a priori (toda esta argumentación es así de solemne porque por lo general yo me apuesto cenas, cochinillos y demás, y porque en las apuestas hay que ser solemne, porque son cuestiones de honor, a fin de cuentas). Pero la parte que no puedo pasar es que el cuento de Zöe fue escrito en noviembre de 2007, y no para el taller. Eso es injusto para Carmen y para mí: estoy convencido de que tanto ella como yo, tirando de archivo, podríamos querer cambiar el texto de la apuesta. Y las apuestas deben imponer las mismas condiciones para todos los participantes.

Así que mi voto es que si hay que premiar a Zöe con una botella de vodka e intentar emborracharla para que acepte entrar al taller, pues muy bien, adelante con mi voto y yo compro la botella si hace falta. Pero en lo que a la apuesta se refiere, cualquier voto que no vaya o para Carmen o para mí, lo voy a considerar nulo.

Dicho lo cual me voy al campo.

Y que nadie se me mosquee: las formas son las formas, y cuando alguien juega al mus con cinco cartas no está bien, se mire como se mire.

NáN dijo...

Hale, lean mi voto en la casa de Zoe.

carmen moreno dijo...

Bueno, yo creo que David tiene razón, pero ¿quiénes somos nosotros para obviar la voz del pueblo por mucho que éste esté equivocado? Llevaremos botella de Vodka de seguir esto así, pero hay que aprender de la historia, David: no se invita a nadie más a una apuesta, y, sobre todo, para ganar no importa qué se haga: recuperar textos antiguos, saltarse las reglas del juego... Debemos estar agradecido a Zoe por abrirnos los ojos.
Pero, la próxima, que la habrá, seremos tú y yo... Solos... Y, entonces, será entonces, amiguito toledano...

carmen moreno dijo...

Y ahora contesto a todos como merecen:
Peter, eso de soso, seso de oso, sexo de soso, ay, yo qué sé...
Enana, no te subas al tejado, mujer. Déjales. Si bastante tienen con lo que tienen.
Etdn, paradigmática, contradictoria, torpe... ¿quiere usted contarnos algo más?
Ay, Winsta, tú también? (que diría César). Tu traición, dándole el voto a Zoe... Aaaayyyy!!!
Primo, llevaremos la botella, faltaría más y será de vodka, seguramente (merde!).
Creo que lo más bello, María, casi siempre nace de lo más doloroso, aunque es jodido, sí.
Gracias a dios, Arwen, tú demuestras que los de Cádiz también se mojan porque lo que es Don Micro... Vale, no es que tu voto sea el correcto, pero nadie es perfecto. En fin.
Aunque, claro, luego llegas a Virginia y... Pero, claro, es que ella también es el del Sur. Psch, de Sevilla, na más y na menos.

aroa dijo...

bueno, bueno, voy a utilizar mi voz, pero no mi voto... como yo lo veo...

decir que: creo que el relato de la angustia de david es más relato y que ha profundizado en el tema sin caer en obviedades, dando vueltita a la tuerca, no sé si encaja en la angustia o en la risa que nos provoca a todos la locura ajena,... a mí eso desde fuera, me angustiaría...
y que los otros dos, a pesar de que hacen círculos alrededor del tema de la angustia, con un lenguaje angustioso, y bellas imágenes, pecan de no contener un argumento demasiado claro ...
no me parecen cuentos...

eso dije yo hace días

besos...

anda quéeeeeeeee

carmen moreno dijo...

Bueno, pero Aroa no es muy objetiva y, encima, nos echó de su cama y nos dejó abandonadas en mitad de la noche madrileña con el frío calándonos hasta los huesos. Ay, no, no, no se lo tomen a mal. Ella es así, no puede remediarlo...

zöe dijo...

Tienes un regalito en mi blog. Besos mil wapa