miércoles, 16 de abril de 2008

MÍRAME

Para Lila Berger
"La ciudad prometida que se llamaba noche
tuvo dos argumentos para buscar la luz."
L.G.Montero.


Mírame, tejo, tendida las manos,
un argumento para desarmarte.
¿Qué haces tú sino prender la luz
y sacar las macetas al rellano?

No es suficiente,
nunca lo es,
respirar este aire viciado
para poderse sentir vivo.

Nutro
desencuentros
destapo
objeciones
traspaso
bocas
juego como tú a no ser mas que un precipicio a los pies de quien no tiene pasos

15 comentarios:

lilaberger dijo...

Empieza el día y Nán me dice "mira", y busco y me encuentro primero con los versos de L.G.Montero (qué libro estupendo, de esos de una, dos, tres...lecturas) y después tu poema, que tampoco deja indiferente, y al final descubro la dedicatoria del principio, ¡Carmen!, qué gusto estar envuelta por los dos. Vuelve pronto y un beso

Camille Stein dijo...

desencuentros que encuentran abismos por los que despeñarse

en la caída
el aire veloz
clavado en mi frente
me respira

precioso juego

un beso

carmen moreno dijo...

Lila, que sepa usted que se la quiere mucho, mucho. Gracias por el libro. Hay ganitas de verla.

Camille, qué bonito lo que escribes.

Anónimo dijo...

¿Quién no querría ser tejo y caer en tu tejado? Aun siendo tirado con desdén de frívolo amor y sexo frío de vaso con hielo y azul neón. Y desde allí mismo ojear el precipicio desde la canaleta de esas aguas que serán tu misma en sal y sol.

¿Quién no querría envejecer con el musgo encima y ser techo de pensamientos y latidos, que estarán a resguardo de humedades y guarecidos de resfriados que tanto estremecen?

Mejor. Mucho mejor tejo que trasto esta claro.

Objeta, objeta, que algo queda(s).

Microalgo dijo...

Ahí la lleva Usted, Lila!!

matias fernandez fernandez dijo...

carmen, vas a cortarme la respiración un día de tal manera, que pasaré a coquetear con las estrellas.

Akinol dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
carmen moreno dijo...

Anónimo(s) ahora, precisamente, no estoy resguardada de humedades, es más, se extienden por todas las paredes de mi casa.

Matías qué bien que estés de nuevo. Te echaba de menos.

Anónimo dijo...

Mal asunto, menos mal que tenemos algo importante. No tengo pare ni mare pero tengo el sol d´spaña..

en tierra de nadie dijo...

Tu poesía envuelve, respira, mueve, conmueve, deja sin aliento y da argumentos para seguir.

El verso final me deja boquiabierta. Tremendo.

Entonces, ¿venís en mayo, no? (;D )

besazo

AROA dijo...

síiii, ese verso final carmen

ese verso que me llevo en este día de lluvia en Madrid

vuelve pronto
te debo algo
que está aquí
fabricado

y más tiempo de charla

Lara dijo...

los que se desgranan
y el final, el golpetazo, la marea

te veo con luz, Carmen...

NáN dijo...

Lila está encantada, pero no solo con la dedicatoria. Ella no abre los blogs, ni siquiera el mío, pero ese detalle le hizo leer tu poema y ella, que tan amiga es de la desnudez (siempre me marca en todos mis relatos todo lo que sobra, todas las salidas de tono y las presunciones; acabará por dejarme en pelotas y entonces será cuando empiece a escribir), te ha encontrado una voz poética desnuda y fuerte. En la que por no sobrar nada, lo tiene todo.

¿Qué te creías?, le dije

Virginia Barbancho dijo...

Nutrir desencuentros...

Vuelves a poner palabras del revés... aún recuerdo lo de "orillándome"

carmen moreno dijo...

Anónimo, el sol d'españa, ¿eh? Bienvenido/a.

Etdn, gracias. Sí, iremos en mayo, pero más iremos en septiembre y nos quedaremos.

Aroa, tengo ganas de charlar contigo. Insisto, en septiembre volvemos a Madrid para quedarnos.

Primo, Nán, me has ruborizado... Gracias por tanto, primo. GRACIAS!!!

Virginia, ¿hay algo mejor que retorcer las palabras y orillarse ;)?